crecimiento profesional

lo mejor de la semana 15/09/17
crecimiento profesional


Nuestro amigo Óscar abandonó Mallorca el pasado martes 12 para viajar a la isla vecina: Ibiza. ¿El motivo? Tiempos de cambio y de crecimiento profesional. En ocasiones, por decirlo de alguna manera, la vida te va colocando en un lugar u otro. Con unas responsabilidades u otras. Y este ha sido un poco el caso de nuestro tan querido compañero y, por encima de todo, amigo.

Podéis pensar que puede generar tristeza la marcha de un ser querido y no os falta razón. Pero cuando se trata de una situación de cambio que le va a hacer crecer personal y profesionalmente, sabemos que es lo correcto. En esas situaciones, esa supuesta tristeza que debieras sentir se transforma en alegría. Al fin y al cabo, son sólo 3 meses fuera. ¡Menos de tres meses!

Así pues… aunque los cambios suelen venir acompañados de un “duro” proceso de adaptación, queremos celebrar el crecimiento profesional que supone para Óscar este acontecimiento.

salidas en bici y naturaleza


¿Qué mejor que poder invertir tiempo en tus aficiones? Sean cuales sean. Para Raúl, una de ellas (entre las muchas que tiene) es salir en bici por la montaña. Una actividad que se vuelve incluso mejor gracias a la compañía de su fiel y mejor amigo: Milo, encantador perro de aguas.

Por lo que esta semana, aprovechando que disponía de un poco de más tiempo, ha salido en bici por la montaña en dos ocasiones. Libertad, naturaleza y ejercicio. Y como cualquier salida es susceptible de hacer buenas fotos, se ha equipado con su cámara para capturar más espectaculares instantáneas.

Al final de la semana, echando la vista atrás, son este tipo de cosas las que te hacen sonreír. De modo que vale la pena sacar tiempo para disfrutar con lo que más te gusta. ¡Aunque tengas que sacarlo de debajo de las piedras!

 

Prácticas de buceo


Vamos a ir acabando el mini post de esta semana… Y para ello sumaremos a “lo mejor de la semana” mis primeras prácticas de buceo en el mar. ¡Guau, eso sí que fue toda una experiencia!  Ya había vivido las prácticas en piscina, pero no tiene nada que ver. Estar ahí abajo, poder contemplar el mundo submarino… ¡Me dejó sin palabras! Vale, reconozco que por ser la primera vez estás tan pendiente de ti, de lo que haces y cómo debes hacerlo, de tu cuerpo y sus reacciones, que apenas eres consciente de lo que de verdad estás viviendo. Aun así, ¡fue increíble!

Ahora lo único que me falta es seguir practicando las técnicas para compensar los oídos al bucear y completar las prácticas este domingo. A partir de ese momento me convertiré en una buceadora “titulada”. ¡YUHU! Lo siguiente será explorar sin descanso el fondo del mar…

¡Todo esto me suena a “La Sirenita”! (jajaja) Estoy emocionada por ello y convencida de que va a ser genial.

 

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

Fdo.

Algo por Vivir