Helsinki

¿Qué hacer un día en Helsinki?


Helsinki, capital de Finlandia, es una ciudad portuaria unida al mar Báltico y situada en el norte de Europa.

¡Pasear por sus calles es una maravilla! Cómodas aceras, poco tráfico, arquitectura muy fotogénica, multitud de tiendas y una gran cantidad de monumentos que visitar. Si nos organizamos bien nuestra visita a Helsinki puede resultar un auténtico placer para nuestros sentidos. Y si lo que nos gusta son las galerías de arte y los museos, esta hermosa ciudad no nos defraudará.

Raúl nos cuenta:

“Estuve en Helsinki durante un viaje en autocaravana que hice en mayo de 2013 por Finlandia. Por lo que los detalles de inicio y fin que narro se deben a este medio de transporte.

Al llegar a Helsinki pudimos aparcar muy cerca del puerto, más concretamente a 800m de la terminal de ferrys Makasiini Terminal, en un descampado cercano al mar.”

Las primeras paradas fueron la iglesia Mikael Agricola y la Johanneksen kirkko o Sant John church. Esta última se trata de una enorme y espectacular iglesia rodeada de un pequeño parque con árboles. Además durante el camino los fantásticos  escaparates de algunas pequeñas tiendas nos obligaron a parar para fotografiarlos.

¿Nos vamos de compras?


Una de las calles más concurridas de la capital es la Mannerheimintie. Repleta de tiendas, transeúntes y tranvías, se trata de la calle más larga de la capital de Finlandia. En ella la firma Stockmann, similar a El Corte Inglés de España, acapara una manzana entera. El centro comercial Forum es buena opción para ir de compras, tomar un tentempié o probar la riquísima repostería finlandesa. 

La calle Aleksanterinkatu se podría comparar con la 5ª Avenida de Manhattan o la Gran Vía de Madrid. En ella podéis encontrar tiendas de firmas de renombre. ¡Incluso Zara tiene una tienda allí!, luchando de cerca con H&M por conseguir más ventas.

LA catedral de helsinki


Situada en un enclave espectacular, en lo alto de una especie de colina, y dominando las vistas sobre la plaza Senatori (la plaza del Senado) se encuentra la majestuosa catedral de Helsinki. Algunos edificios de color vainilla a su alrededor intentan igualarla en belleza, pero al final sólo queda en eso, en un intento.


Si la mirásemos desde arriba podríamos ver la forma de cruz que dibuja sobre el terreno. Y si queremos contemplarla durante una tarde soleada, la tarea se complica debido al deslumbramiento que provocan sus blancas columnas al reflejar los rayos del sol. Merece la pena entrar para admirar sus arcos y los bancos de madera gastada donde los feligreses acuden a orar.

Otros monumentos de interés cultural


Otros edificios de espectacular envergadura y belleza arquitectónica situados en las inmediaciones de la catedral son la Kansalliskirjasto (biblioteca nacional de Finlandia), el Suomen Pankin Rahamuseo, el Helsingin yliopistomuseo y el Palacio de Gobierno (Valtioneuvoston linna). Delante de este último pasa el tranvía Hallistuskatu, como si marcara el final de su protagonismo, dejando vía libre a la catedral y la plaza.


Otros lugares que creemos que es conveniente que visitéis son La Casa de los Estados (Säätytal)el Suomen Pankki (Banco de Finlandia), la iglesia Pyhän kolminaisuuden y el Kauppatori (el mercado). Os invitamos a que disfrutéis de la sucesión de puestos de souvenirs y de comida de diferentes lugares del mundo. Incluida, como no, la comida de Laponia.

the bridge of love


Completamente lleno de candados simbolizando el amor de las parejas topamos con El Puente del Amor. Al igual que se hacen en multitud de puentes por todo el mundo, las parejas acuden a él para colgar un candando como muestra de su amor. Un ejemplo muy conocido es el puente Vecchio, donde la Alcaldía de Florencia tuvo que eliminar bastantes de ellos porque la grandísima cantidad de candados a lo largo del puente suponía ya un peligro.

Y por último…


Visita obligada a la Helsingin Ortodoksinen Seurakunta, una catedral ortodoxaDesde aquí hay una buena panorámica de la catedral, además del Kauppatori.

“Me hubiera gustado ir también a la fortaleza de Suomenlinna, pero el tiempo no fue suficiente. Por lo tanto, preferimos ver poco y bien, que mucho y mal. Aunque es cierto que, relativamente, vimos bastante de esta preciosa ciudad.

Como nota final diré que la temperatura de 9ºC y la ligera brisa gélida nos impidieron disfrutar de un sol de mayo en la capital de este increíble país que es Finlandia.”

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

Fdo.

Algo por Vivir