La vuelta

La vuelta


De nuevo inmersos en el capitalismo, en nuestra tan occidentalizada sociedad. Y han pasado ya 6 meses desde la vuelta de nuestro viaje a India…

Ni cuenta nos hemos dado


Esclavos del tiempo, de las responsabilidades, del quehacer cotidiano. ¿Trabajas o vives?

¿Para quién vives?

A veces perdemos la noción de qué hacemos realmente aquí. Nos pasa a nosotros y a vosotros también.

¿Dónde han quedado los días sin reloj? Esos días en los que salías por la puerta de alguna guest house y ni pensabas en la hora de comer, mucho menos en la de volver.

India es una locura sí. Es sucia, también. Es un verdadero caos, cierto. Pero entre todas esas características, también es relax. Es vivir y sentir, especialmente el “aquí y ahora”.

y no importaba el tiempo


¿Llegas tarde a algún sitio? La verdad es que no, sólo vivíamos cada minuto como si no fuese a volver. Porque la realidad es que no vuelven… Cada minuto que dejas atrás, ahí se queda. No vuelve.

No queremos escribir una novela, sólo comentar algo que todos ya sabemos pero que tendemos a olvidar con bastante facilidad (nosotros los primeros). Y es que todo es efímero, demasiado quizás.

Incluso nosotros lo somos, sobre todo nosotros.

¿Y mientras qué hacemos?

Servir, cumplir, trabajar, complacer, malgastar y consumirnos en estrés y ansiedad.

presente y futuro


Intentamos recordarnos a menudo: más presente y menos futuro. Y que el pasado sólo te acompañe como maestro, nunca como carcelero. No te dejes atrapar.

Sea cual sea tu situación actual, mantente firme. Respétate e intenta valorar positivamente todo lo que te envuelve. Siente el “aquí y ahora”, da igual lo que estés haciendo. Por insignificante que parezca, dedícale toda tu atención a aquello que estés llevando a cabo. Y siempre que puedas, sal y explora el mundo que te rodea, más allá de tu zona de confort.

Practicando, como ya hemos dicho, el sentir “aquí y ahora”.

Deja el reloj en casa.

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

 

Fdo.

Algo por Vivir