pequeños detalles

lo mejor de la semana 22/09/17
pequeños detalles


Hay semanas que pasan sin pena ni gloria. Tranquilas, sin sobresaltos, ni sorpresas… nada especial que contar. Nada que destaque entre la rutina, o más bien pocas cosas sobre las que hacer recuento al final. No obstante, esa no es razón para desistir en intentar encontrar qué ha sido lo mejor de esta semana. Porque, seguramente, si te paras a pensar un poquito en tus días anteriores, encontrarás pequeños detalles, breves momentos, que te sacaron una sonrisa. Estamos convencidos de que siempre hay algo que vale la pena destacar.

desayunos que repetirías día sí y día también


De las sencillas cosas que más me gustan, desayunar con mis amigas es una de ellas. Se trata de una mañana que transcurre rápidamente desde que te levantas hasta que te toca continuar cumpliendo con tus obligaciones, como la de trabajar… En cambio, el tiempo que dura es el más reconfortante del día. Ellas son como la tomacorriente en la pared donde enchufarse para recargar la batería hasta estar completa otra vez. Parece mentira, pero en ocasiones diría que conseguimos parar el tiempo, aunque sea por un par de segundos. No sé qué haría sin ellas.

Seguro que tú también tienes momentos así con personas que lo son todo para ti. Aunque quizás no las ves tanto como quisieras… Proponeros para los próximos días un encuentro, por muy fugaz que deba ser, y dejaros sanar por el poder de la amistad. De acuerdo, sé que estoy sonando del todo cursi (no un poquito, no… muuuuy cursi), pero también es verdad que me tenéis que dar la razón y lo sabéis.

bienvenido otoño


Hoy es un gran día.

Porque no sólo es viernes, sino que además empieza el otoño: una de nuestras estaciones favoritas.
Con el otoño empieza a llegar el fresquito y, por fin, nos abandona el calor asfixiante. E incluso, si tenemos suerte, empezará la temporada de lluvias “potentes” y con ellas sacaremos las cuerdas para descender por los barrancos de la isla. ¡Nos apasiona esta actividad! De hecho, este domingo, para ir calentando motores, haremos el barranco de Ses Òlibes. Se trata de uno de los favoritos, por sus altos saltos, sus espectaculares vistas y porque acaba frente a Sa Foradada (municipio de Deià). Sencillamente, ¡¡ Es – Pec – Ta – Cu – Lar !!

Será la guinda del pastel. La experiencia que colmará “lo mejor de la semana”.

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

Fdo.

Algo por Vivir