A flor de piel


Nos encanta hablar de ello. Nos encanta reconocer nuestra especial capacidad de sentir a flor de piel todo lo que vivimos y hacemos. Todo lo que percibimos. Y así esperamos que siga siendo por mucho tiempo más.

Y si de los sentimientos se crean los caminos, en nuestra aventura llamada #algoporvivir queremos conocer y crear esas sensaciones que te aporta #viajar. Porque conocer territorio desconocido nos resulta ¡alucinante! Y una de las razones es que te ayuda a conocerte mejor a ti mismo.

Salir de nuestra área de confort es primordial cuando se quiere dar fuerza a la parte que desconocemos. Esa parte interna que tenemos y que resulta un misterio incluso para uno mismo. En muchas ocasiones no sabemos ponerle ‘cara’ o forma. Más que nada porque a diario vivimos las mismas situaciones y no solemos arriesgarnos. Por lo que siempre acabamos actuando de manera muy similar, sin poder salirse del borde… ¿Te queda tiempo entonces para preguntarte quién eres y qué quieres? ¿O sencillamente continuas la rueda, una y otra y otra vez?

Finalmente llegamos a la misma conclusión, el miedo impide arriesgarse, te paralizan tus inseguridades. Y de nuevo evitas generar situaciones diferentes, más atrevidas por poner un ejemplo.

Es aquí donde entra el término
VIAJAR


Viajar es descubrir todo aquello que nos rodea, es ampliar nuestros horizontes más allá de lo que vemos a diario. ¡Seguro que la gran mayoría de vosotros ha viajado alguna vez! Estamos seguros de ello. Con hotelito, comodidades varias, puede que también se haya alquilado un coche… Y todo ello cuanto más cómodo y más barato, ¡mejor! Pero no es esa la manera de viajar que queremos experimentar. No es  precisamente ese tipo de viaje el que buscamos transmitiros. Nosotros no queremos conformarnos con las comodidades que tenemos en casa. Como por ejemplo ir al grifo de casa para beber agua.

Buscamos algo más…

Esa fue la razón por la que nació la idea de viajar a la India. A muchos, quizás, les parecerá una tontería y para otros será un reflejo de sí mismos. Sea como sea, lo que sí es verdad es que esta elección es más que un viaje. Tampoco es precisamente que estemos buscando practicar meditación durante 15 días en algún retiro de la India. Aunque la idea tampoco suena mal del todo… Pero finalmente hemos decidido que lo nuestro es explorar ciudades, pueblos, culturas, secretos. Deseamos descubrir lo que India nos va a aportar. Y eso , al fin y al cabo, ya va a ser un buena y suficiente meditación.

¡Tenemos las sensaciones …!


Nos sentimos como si de repente nuestros sentidos ardieran de su propia actividad. No tenemos miedo, pero sí incertidumbre. Gente cercana a nosotros nos ha ido advirtiendo de cosas o detalles a tener en cuenta, pero hasta que no lo ves, no lo hueles o no lo tocas por tí mismo no sabrás que sentirás. No sabemos si lloraremos o si reíremos, si sentiremos lástima o felicidad, angustia o plenitud. Si veremos pobreza o si la pobreza será la riqueza de ellos. Ver y conocer sus religiones o culturas o simplemente la manera que tienen de vivir.

AAAYY!! que cerquita estamos… a tan sólo 28 días de tan deseada experiencia. Dejaremos en nuestros hogares todas aquellas cargas que nos impiden ver más allá, dejaremos el ‘miedo’, dejaremos por unos días todo aquello que cada día nos hace sentir cómodos y confortables. Olvidaremos el egoísmo y el materialismo. Y por unos días estaremos sin el afecto y cariño que nos aporta la familia, pareja y amigos.

Pero sí que nos llevaremos la valentía, la fuerza interior y nuestro deseo de EXPLORAR. Las ganas de hacernos más fuertes y menos frágiles. Nos llevaremos el alma para dar todo de nosotros!! 😀

¡Nos vemos pronto!

PD: Y ya lo dije… las sensaciones están a flor de piel!!

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

Fdo.

Algo por Vivir