De Deyá a Sóller
Sierra de Tramontana


Durante todo el recorrido de esta 4ª etapa del GR 221 tuvimos miles de sensaciones a flor de piel. Este tramo, que transcurre por la sierra de tramontana, conecta el refugio de Can Boi, en Deyá, con el refugio de Muleta, en Sóller. Fue una experiencia fantástica y que siempre recordaremos con mucho cariño. Cierto es que tuvimos suerte con el clima, puesto que hizo un día espectacular. Pero es que además el entorno por el que discurre esta excursión es de los mejores que puedes contemplar. Mar y montaña a partes iguales.

Frente a días así lo único que puedes hacer es desear que se repitan cuantos más, ¡mejor!

Naturaleza, senderos, acantilados y costa

¿Qué más se puede pedir? Probablemente nada.

Al final del día nos sentíamos tan bien que en lo único que podíamos pensar era en cuándo volveríamos a repetir una experiencia como esa. Y de eso se trata al fin y al cabo: tener vivencias tan positivas, tan alucinantes, que te dejen muy buen sabor de boca y unas ganas locas de revivirlas.

Además pensamos que Deyá y Sóller son dos de los pueblos que más merecen la pena en nuestra #SerradeTramuntana. Aunque en realidad, todos y cada uno de los pueblecitos de Tramuntana merecen ser visitados al menos una vez en la vida.


Excursión ¿difícil?


Pensamos que no, nada en absoluto. Se trata de una ruta sencilla, bien señalizada, sin opción a perderse, y el esfuerzo necesario es bastante asequible. Es posible que algunos penséis que se trata de una excursión larga, pero en nuestra humilde opinión la distancia total se recorre sin problema. Más bien diremos que no te das ni cuenta ¡y ya has llegado! Y al final, muy probablemente, te haya sabido a poco.

Ten en cuenta que no se trata de una carrera. Por lo que no es necesario marcarse un ritmo rápido que te lleve con la lengua fuera. Más bien se trata de disfrutar del paisaje, de sintonizar con el medio natural, de ser consciente de cada paso y cada percepción sensorial que tengas: temperatura, olores, paisajes, el canto de los pájaros…

Y si la temporada estival acompaña…

¡No olvidéis el bañador!


Y recuerda que si te gusta lo que ves puedes suscribirte a nuestro

canal de Youtube

Para más entradas como ésta, visita nuestro blog

Nosotros te traemos experiencias, tú decides si te sumas a ellas.

Fdo.

Algo por Vivir

Y ahora no te cortes…